Los dos están localizados en elAyuntamiento de Valdoviño, eminentemente turístico por el entorno en el que se encuentra, a sólo dos kilómetros de distancia entre uno y otro alojamiento. Pertenecen a la comarca de Ferrol, extraordinaria en lo que a recursos naturales y culturales se refiere. De hecho están a medio camino entre la costa y el interior. Por un lado, al pie del inmenso arenal de la Frouxeira y de Pantín, playas ideales para la práctica del surf y otros deportes náuticos. No en vano el Pantín Classic, que se celebra todos los años, es una prueba puntuable para el campeonato mundial de surf.

Por otra banda, desde cualquiera de los dos alojamientos tenemos a quince minutos en coche preciosas villas marineras como Cedeira, Mugardos, Ares... en las que degustar los deliciosos produtos del mar. Los que prefieran la montaña, pueden gozar de la proximidad de la sierra de Forgoselo, en sus montes tiene lugar la tradicional “rapa das bestas” en el mes de xulio, o, a escasos 15 kilómetros, descubrir el Camino y el Santuario de San Andres de Teixido, uno de los centros de peregrinación más importantes de Galicia, y donde se necuentran los acantilados más altos de Europa con unas vistas impresionantes sobre el océano. Y a menos de 10 minutos se localiza la ciudad de Ferrol, una joya de la Ilustración con el barrio de la Magdalena, declarado monumento histórico, con una intensa vida cultural, espacios naturales protegidos y playas kilométricas ideales para los amantes de los deportes relacionados con el mar.

Cerra